Banca Responsable Venezuela

Aprovechamiento orgánico: Biomasa

5 de abril de 2024

La energía orgánica del pasado, que garantiza un planeta sostenible

Aunque puede parecer un concepto moderno, la verdad es que el obtener energía a partir de materia orgánica acompaña a la humanidad desde sus inicios. El hombre de las cavernas al descubrir cómo generar el fuego y así protegerse de las temperaturas fue el primero en utilizarlo. La Biomasa es una fuente de energía heterogenia que se produce a raíz de materia orgánica.

Puede provenir de materia agrícola, forestales, agroalimentaria o de los mismos desechos orgánicos que generamos los seres humanos. Además, se clasifica en tres tipos: natural que se producen en la naturaleza sin intervención del ser humano, está la biomasa residual que son desechos que se obtienen de la actividad del hombre y por último la biomasa producida por los cultivos energéticos que se trata de aquellos cultivos cuyo fin es el aprovechamiento energético y en los que se planta una especie concreta para maximizar la producción de materia viva.

Para producir energía a través de la biomasa existen dos procesos, los métodos termoquímicos que son los que la transforma a través del calor y es utilizado con materiales menos húmedos y los métodos bioquímicos en los que se recurre a determinados microorganismos que degradan las moléculas de la materia orgánica y está dispuesto para materia prima más húmeda.

Actualmente la Biomasa ocupa el cuarto puesto de generación de energía en el mundo, después del carbón, el petróleo o el gas y con el objetivo de tener un planeta más sustentable, cada vez más se puede aprovechar esta energía en producir calor, electricidad o combustibles. Además, su adaptabilidad permite utilizarla tanto a pequeña escala como en caldera de una vivienda o edificio o a gran escala, en plantas de biocombustibles.

Por otra parte, se considera que la biomasa completa el ciclo de la economía circular y favorece la transición a ella. Un ejemplo de ello es el aprovechamiento de la madera para generar energía, además los residuos que deja su procesamiento se utilizan en materiales como materia prima en otras industrias.

La bioeconomía se ha convertido en una rama importante de la economía circular con el objetivo de garantizar el suministro energético, mitigar los efectos del cambio climático y reducir la utilización de combustibles fósiles. Además, permite generar oportunidades para el desarrollo económico y el empleo. Por este motivo se considera que será la forma de generar energía en un futuro no muy lejano, para convertir el planeta en un ambiente sostenible.

Enfocados en estos temas sustentables, la Política Corporativa Medioambiental de BBVA Provincial se desarrolla dentro de una gestión ambiental sostenible y de preservación del medioambiente, cumpliendo de esta forma con el Plan Global de Ecoeficiencia que impulsa el Grupo BBVA en las diferentes geografías donde está presente.

Artículos de Interés


En el Día Mundial de Reciclaje, hablemos de los glaciares

Hace pocos días el mundo fue sorprendido por una noticia que se veía lejana pero que estaba avanzando a...

¿Qué es el patrimonio y cómo calcularlo?

Un concepto que cada persona o institución debe conocer para saber qué riesgos financieros puede asumir En la economía...

Día Mundial de la Madre Tierra 2024: planeta vs. plástico

Impacto del plástico y el microplástico en el planeta y qué medidas se pueden tomar para reducirlo Las cifras...

Aprovechamiento orgánico: Biomasa

La energía orgánica del pasado, que garantiza un planeta sostenible Aunque puede parecer un concepto moderno, la verdad es...